Sigue la actualidad del antimadridismo en nuestro grupo de Facebook--------Iremos presentando productos antimadridistas en la nueva sección tienda

viernes, 15 de mayo de 2015

Juveeeeeeeeeeeeentus

Amigos, apoteósico!
Probablemente ninguno dábamos más de dos pesetas de las antigüas por la proeza de la Juven. El estadio de nombre fascista es un escenario donde resulta harto difícil aguantar los arreones del condicionamiento, a través de decisiones que una y otra vez decantan el sentido del juego y la posesión del balón. De hecho, el primer y único gol del Madrid fue de penalti. Uno de esos penaltis que en otros encuentros ni se considera como una posibilidad. Sumaba otro tanto Cristiano a su engorde de cifras goleadoras basadas en comisiones extra.
Discurría el partido cada vez con mayor parsimonia, y el Madrid se acercaba más frecuentemente al gol pero de lejos, mientras la Juventus lo hacía con menos frecuencia y más peligro, hasta que en la segunda parte, cuando ya parecía todo repetitivo y terminado, entró la pelotita en la portería de Casillas, empujada por un ex canterano madridista (Morata).
Luego los nervios...Ramos encarándose con un linier demostrando que incluso en Europa puede hacerlo, Carvajal diciéndole al colegiado "eres muy malo". Los recogepelotas del Madrid se volvieron de pronto veloces y se olvidaron de las malas artes. Y se pasaban los minutos, y se alejaba la Champions. Los momentos finales fueron intensos pero no tanto como otras veces. El Madrid parecía noqueado por la rareza de lo que estaba pasando. Hasta la afición se había quedado callada con el gol de la Juven. 
Otro año más los blancos demostraban ser tan mediocres que incluso con alfombra roja en Europa acababan derrotados por un equipo muy accesible. Si empezamos a retirar a esos equipos: La Roma, Olimpique, Juventus... va a resultar muy difícil elaborarles una alfombra roja en temporadas venideras. 
Finalmente se consumían los cuatro minutos de descuento, el árbitro sueco pitaba el final, y se derrumbaba el mito de otra Champions facilona a la que ya apodaban "la undécima". 
Es entonces cuando se pone la cosa buena. Aparecen Memes de todo tipo recordando la soberbia que lucían los Roncerdo y los Lama días atrás, los presentadores de bolsas ojerosas se frustran ahora más que de costumbre si cabe y riñen a todo el que no se ciñe al guión merengue. Las noticias de televisión esquivan muy rápido el tema fútbol...y se acaba la temporada para el Madrid, eliminados en Copa del Rey y Champions, y a una victoria del Barça o de cualquiera de sus rivales directos para caer también en liga. El señorito repeinado que se sacudía el escudo frente al Córdoba, abandonando el campo el primero, como los machotes luchadores, ganadores, competitivos, verdad?
Ha sido un orgasmo de los que llegan de golpe, sin previo aviso.. Parecía una noche más, y resultó ser la noche donde se acababa el cuento, la pamplina y la tontería. Lo grande de ser antimadridista es que a ratos la realidad te demuestra que no todo el pescado está vendido, que no todo se puede amañar ni amarrar. Y siento lástima de todos aquellos que nunca llegarán a disfrutar del plus de gozo que supone ver derrumbada una mentira que bombardea los medios de comunicacion, los juzgados y las instituciones deportivas con sus estratagemas para el hurto.
A pesar de estar eliminados ya sabeis que siguen siendo el tema. ¿ficharán a otro entrenador? ¿traerán a un alemán? ¿se irá Bale?...todo por no hablar de lo que toca hablar, porque duele.

domingo, 10 de mayo de 2015

Atraco al Valencia

Lo vivido anoche en el Santiago Bernabéu debería generar vergüenza y hastío en la propia afición merengue. Ya lo avisé en la tertulia de El Penalti, nos esperaban arbitrajes de escándalo en las últimas jornadas de liga, y lo que hizo Clos Gómez, con una completa falta de decendia y de escrúpulos, no dejaba duda alguna sobre las directrices que existen para condicionar la competición. 
Hasta tres jugadores del Madrid debieron ser expulsados: Arbeloa, Ramos y Pepe. La capacidad defensiva de estos tres personajes se fundamenta en una impunidad bestial para dar codazos, rodillazos, cabezazos, agarrar, guantear, encararse con jugadores y colegiados.. y todas esas cosas se vieron anoche en el campo. Arbeloa por ejemplo, entre otras muchas cosas, cortó un balón con el brazo separado del cuerpo en lo que debió ser la segunda amarilla. Pepe se permitía elevarse en un salto y dar un rodillazo en el omóplato izquierdo al jugador rival, que quedaba en el suelo doliéndose. Sergio Ramos se revolvía al acabar una jugada y empujaba a un contrario tirándolo al suelo, mientras los compañeros del Valencia le decían al linier: "tú lo estás viendo"...pero el linier miraba para otro lado. Cristiano en el centro del campo también tumbaba a un jugador de un empujón fruto de la impotencia, y las cámaras recogían al señor Clos Gómez justo frente a los hechos, haciéndose el loco.

No hace falta decir que ninguna de estas acciones fue castigada. Creo recordar que el rodillazo de Pepe se señaló como falta al menos. Pero sólo eso.
Por lo demás..hubo varios balones al larguero, la cruzeta o el palo, que nacieron en su mayoría de ocasiones que no debieron existir. En concreto, un balón al larguero al disparar una falta Bale, tuvo su origen en una falta inexistente otorgada al borde del área. Esas faltas inventadas que frente a la Juventus no se concedían y que pueden cambiar un partido a balón parado. Otra pelota se estrellaba también en el marco de la portería a partir de un corner que debió señalarse como saque de puerta. Hubo varios corners de esos. Una ocasión similar también ocurrió en una jugada que había sido interrumpida por fuera de juego. Y quitando estos tres palos "ilegítimos" nos quedaría practicamente el palo de Chicharito. Esto lo vengo a poner de manifiesto porque mucha gente dice que fue la mala suerte la que cambió el rumbo del partido. No es cierto...no es mala suerte que no entren las ocasiones que surgieron del robo...eso se llama providencia. 


Algo estaba ayer impidiendo que entrasen esos regalos del arbitraje...como en el descuento de la primera parte con un penalti inexistente donde Bale se deja caer entre dos contrarios sin que existiera zancadilla o agarrón. Algún supuesto "antimadridista" de pacotilla se ha permitido el lujo de acusarme de mentir por hacer esta afirmación. En serio, a veces me preocupa la salud mental del personal. Y se hacen llamar antimadridistas? En cualquier caso, mi respuesta fue: mándame la imagen donde se vea el penalti. Lo dicho, la pelotita no quiso entrar. La detuvo Alves. Y no existió el penalti.

En la segunda parte, el arbitraje estaba dispuesto a rebasar todavía más la oleada de descarada carencia de neutralidad. El primer gol del Madrid vendría de una jugada donde en mi impresión existió fuera de juego y luego la pelota acabaría saliendo por la línea de fondo, pero el árbitro dejó seguir a cualquier precio para no interrumpir la ocasión. 
La famosa épica del Real Madrid se demostró otra vez como fruto de un brutal despliegue de impunidad, que propiciaba el origen de cada arreón. Al final en esa dinámica que todos habéis presenciado alguna vez lograron el segundo gol, y se volcó el miedo escénico en los jugadores del Valencia. Clos Gómez estiraba el partido en 5 minutos que al final serían seis. En el 93 un penalti a favor del Valencia sería ignorado para más indignación. Los locutores de Canal Plus, de la cadena Cope y de la Ser se desataban expresando su hooliganismo blanco. El colegiado pitaba corner y nuevo corner, falta al borde del área para Marcelo...y otra vez gritaban los locutores: "Hay otra oportunidad para el gol del Madrid...debería subir Casillas, y marcar el gol...". Si señores, como si jugaran contra un equipo extranjero, como si todos los oyentes estuvieran esperando el gol del Madrid...
Al final no lograron el robo completo, solo el robo a medias. No pudo triunfar la justicia, pero debemos dar por bueno que se pudo frenar el paso a medias a la injusticia. Viva el antimadridismo.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Gracias Juven por darme un rato de placer

A la Juven tenemos que agradecerle el último momento dorado del antimadridismo. Dentro de una semana pasará lo que tenga que pasar, no os voy a mentir, porque las opciones en un estadio como el Bernabéu, y con los antecedentes espurios que existen, son muy pocas, pero mientras tanto toca disfrutar. 
A pesar de arbitrajes como el que acompañó a la derrota del Atlético de Madrid frente al Real Madrid, podemos decir que el campeonato europeo sigue pareciendo menos puerco que el nacional dentro de la porquería. ¿por qué? porque todavía pueden pasar cosas como ésta, que la Juventus les gane la partida a los blancos sin expulsiones y sin penaltis en contra.


Es cierto que hubo omisiones, por ejemplo Carvajal debió ser expulsado porque recibió una amarilla, la segunda si hubiera sido castigado con la correspondiente tarjeta por el penalti que cometió previamente, en lo que sería el segundo gol para los de casa. Pero pitarle un penalti al Madrid ya es algo que en nuestro campeonato nacional roza la ciencia ficción y que en Europa todavía puede ocurrir. No conceder balones parados al gusto de Cristiano para que remate la falta desde donde le viene bien, otro dato a tener muy en cuenta. Los merengues se veían un poco desquiciados porque sus reclamos no tenían respuesta favorable en el colegiado. Es más, los italianos podían armar contragolpes, porque a diferencia de España, los blancos no tenían total impunidad para placar a los rivales, derribarlos o agarrarlos sin ver tarjeta. 
Como es costumbre desde hace unas semanas, otro jugador rival (Chiellini en este caso) terminaba sangrando por una acción que la prensa blanca definiría como "un choque" con Bale. En la última jornada de liga vimos sangrar a un jugador del Sevilla (Krychowiak) que además de haber recibido el ya típico cabezazo de Ramos, tuvo que abandonar el terreno de juego viéndose su equipo perjudicado (dos goles del Madrid en los 8 minutos que jugaron con diez). El colegiado impediría reiteradamente su entrada al campo excusándose en la normativa que impide la entrada hasta que no salga la pelota fuera. 
Después de eso, muchas voces han hablado del error de Emery por no sacar a Iborra, pero nadie hizo mención de un detalle que ahora en Europa ha quedado muy en evidencia, cuando el árbitro dejó a Chiellini volver de inmediato al terreno de juego con el balón en movimiento. En España se aplicó de forma tajante y voluntaria una norma que interesaba aplicar. Es algo a lo que estamos acostumbrados. Muchos recordareis a Cristiano jugando mientras sangraba por la pierna. El colegiado no le obligó a abandonar el campo e incluso al día siguiente era un héroe para la prensa merengue por permanecer en el terreno de juego y por haber disparado un penalti con la sangre brotando de su antepierna. Normas al uso.


De todas formas repito, otro gallo cantará en el estadio de nombre fascista. No van a dejar que el azar participe en el resultado del partido. Y a pesar de ser Europa, hemos visto muchos arbitrajes de escándalo...y bolas que queman.

domingo, 26 de abril de 2015

La Historia Oculta del Real Madrid

¿Consiguió el equipo blanco su palmarés únicamente por méritos propios o también recibió algún espaldarazo gubernamental? Y si se produjo esta ayuda, ¿de qué manera se materializó? ¿Fue a través de decisiones arbitrales? ¿O de consignas gubernativas y federativas? ¿O incluso gracias al apoyo de la Casa Real? ¿El Madrid se aprovechó del régimen franquista, o fue al revés? ¿Es cierto que el Madrid recibió el mayor «regalo» gubernamental en plena democracia? Durante el franquismo Santiago Bernabéu y Raimundo Saporta jugaron la carta de su privilegiada relación con el régimen y el Real Madrid logró cuantiosos beneficios de esa cooperación mutua. No obtuvo directamente los trofeos, porque se los tuvo que ganar sobre el césped, pero sí repercusión mediática, respaldo económico, cobertura legal y acompañamiento internacional cuando el resto del país permanecía bajo el espeso manto de la autarquía y el aislamiento. Con gran rigor documental y apasionamiento culé, Carles Torras analiza en estas páginas el caso Di Stéfano, que es una metáfora perfecta para entender la relación viciada entre el Madrid y el Barça. Asimismo, aborda el espinoso asunto de los árbitros, con especial atención en el caso Guruceta o el denominado villarato. Por último, se ocupa de la etapa actual del Real Madrid y de la presidencia de Florentino Pérez. En definitiva, la pregunta «¿leyenda negra o gloria blanca?» no tiene una respuesta rotunda. La historia oculta del Real Madrid trata de esclarecerla.

viernes, 24 de abril de 2015

Y lo sabes..

Hoy parecemos un poco menos locos a ojos del resto del mundo. Y todo porque las artimañas blancas comienzan a ser tan poco disimuladas que se hacen perceptibles para ojos que antes no veían.
Estos dias han circulado incluso memes con la famosa imagen de Julio Iglesias señalando con el dedo, y el lema: "Real Madrid Juventus con la vuelta en el Bernabéu, y lo sabes".Una premonición finalmente cumplida.
Siempre he defendido que el humor es la mejor forma, o al menos la más sana, para afrontar las situaciones indignantes. 
Sin embargo, hay un aspecto con el cual resulta dificil aplicar ese recurso: El silencio de Atlético y Barcelona frente a los recientes acontecimientos. No encuentro la forma de hacer risas a partir de algo así. Es grave, anómalo y sospechoso. Y cada vez hay más gente que también protesta por ese silencio.
Muchos culés dicen ahora: "Si queremos la Champions tenemos que poder con todo". Algo absurdo a mi parecer. Es tal vez un resultado de los mensajes madridistas que te condicionan para que no protestes, bajo la amenaza de llamarte llorón o victimista. Yo voto por hablar, por denunciar, por no callar. El silencio es complicidad. Obviamente no hay que olvidar levantarse y seguir, pero el que manipula, miente, agrede es quien debe tener miedo. Tenemos todavía, aunque más mermado, el derecho de hablar y de opinar, igual que el jugador que recibe una patada tiene el derecho de revolcarse, y de no facilitar la impunidad al rival ni al colegiado de turno. 
Ya sabemos que a los seguidores de un club en concreto les importa poco la forma en la que ganan los trofeos. Pero esa es su desgracia. Debe ser triste no saber nunca a qué habrían aspirado los tuyos sin ninguna ayuda. 
Y para terminar, quiero agradeceros vuestro interés a todos los que seguís entrando al blog tan solo para leer mis artículos de opinión. Es un orgullo para mi saber que estáis ahí. La actualidad la podeis seguir más al día en Facebook, en nuestro grupo, pero aquí sigo colgando cada cierto tiempo mi visión de la actualidad,  y será así mientras vosotros querais.

jueves, 23 de abril de 2015

Así pasa el Madrid

Hoy todo el mundo repite que el Cholo la cagó, que el planteamiento del Atlético fue equivocado... Pero ¿nadie se acuerda de Mourinho ganando partidos y pasando rondas con un juego feo, con el autobús puesto en defensa? En el fútbol no se trata siempre de méritos y merecimientos. Las valoraciones subjetivas sobre quién mereció pasar o quién no resultan muy bonitas para los foros y las tertulias...pero hablamos de lo que habría pasado sin la injerencia del colegiado de turno. Y eso nunca lo sabremos.
El señor Sergio Ramos gozó de nuevo de barra libre para cortar contragolpes, dar patadas por detrás, codazos....y se escapó sin una tarjeta amarilla. Podríamos pensar que Ancelotti sabía que colocarlo en la medianía para ir placando rivales no iba a suponer un riesgo de expulsión. La impunidad se paseó por el campo una y otra vez. Y cuando el Madrid, con impunidad añadida, no era capaz de marcar un puñetero gol y se metía el partido en el minuto 75...apareció una implacable severidad para con los rojiblancos, que vieron su plantilla reducida a 10 jugadores. Así sí llegaría el único gol blanco que otorgaba la victoria a los de casa. Desde ahi, perder tiempo y hacer teatro para dejar más en evidencia la cagalera merengona. Cinco minutos de descuento para callar bocas de viejos fantasmas en Champions...cinco minutos de los cuales se jugaron apenas dos. Sabía bien lo que se hacía Félix Brych.

viernes, 10 de abril de 2015

Piscinero Indultado

Esto escribí ayer en Facebook:
Cristiano recurre la tarjeta amarilla por simular un penalti, en el mismo partido donde celebró un gol diciéndole al linier "roba esto", mientras hacía su ya famoso gesto con la mano. Los señores de El Chiringuito, a los que en otro tiempo habría definido como hooligans, y que ahora denomino abiertamente como MANIPULADORES, ven normal que le quiten la tarjeta, y en su repaso de jugadas similares ponen una que fue recurrida por el Barça, donde Suárez recibe amarilla tras caer cuando un rival le pone el brazo. Ahí el Comité rechazó la apelación, y lo ven lógico, mientras en el caso de Cristiano entienden que debería aceptarse su recurso. Omiten el dato de que Cristiano reclama penalti nada más caer, detalle que determina lo que es una simulación. Pero en fín. Les da igual porque la verdad les importa un carajo.

Y hoy, al dia siguiente, hemos sabido que el Comité, como no podía ser de otra forma, indulta al luso por su teatro, al mismo tiempo que pasa por alto su "roba esto" al linier en la celebración del gol, como pasó por alto su reciente tocadura de miembro hacia otro árbitro y sus gestos provocadores hacia el público del Camp Nou.  
Estamos en la desvergüenza más absoluta. La misión es que Cristiano despegue en su camino hacia el pichichi, a cualquier precio, y suplir la posible baja de Bale. Y en un país donde el sentido común escasea, se pueden cometer este tipo de despropósitos sin que el escándalo invada el ánimo de la multitud.